Publicado el Deja un comentario

La gente y el trading

Hacía ya unos meses que no me decidía a escribir por aquí, como venía siendo habitual el escribir cada semana, decidí cambiar los blogs por su versión más personal, los ‘’vlogs’’ (video blogs) en Youtube, y la verdad me está gustando bastante el hacer vídeos y ver su posterior impacto e intercambio de opiniones.

Quería escribir respecto al trading y la gente, ya que hay muchos e innumerables casos que podría contar y sería un no parar, pero trataré resumir a mi punto de vista, los más relevantes.

Me suelen llegar bastantes emails, mensajes, llamadas… De personas que solicitan ayuda para dedicarse a este sector (tan complicado a veces) creyendo que es solo estudiar. Y cabe destacar que no es así.

Con hacer un curso de trading no basta, ya que en un curso te podrán o no llevar de la mano hasta que veas resultados (como es mi caso) pero, el resto del trabajo deberás hacerlo tú en casa. No basta con venir a las clases de trading o con atender y entender. Aquí se requiere cierta pasión, cierta ‘’cabeza’’ paciencia y perseverancia. No me canso de decir que cualquier persona se puede dedicar a esto profesionalmente (sí, cualquiera) pero claro, muchos de los que comenzamos al principio (como todos supongo) deseábamos un resultado cortoplacista y beneficios rápido, pero cuando te das contra la pared y ves lo duro que es esto, y tratas de volver a levantarte, se te sigue haciendo más duro aun.  A uno en ese proceso le entran dudas de si verdaderamente se podrá dedicar o no a este sector, pero la única diferencia entre aquel que llega a dedicarse a esto (o no) es la perseverancia y la pasión que le dedique.

He visto a muchos fracasar, caerse, y no levantarse más. La gente en general va probando ‘’palos’’ hasta que uno de ellos funciona, pero si se fijan, los que logramos algo serio, nos hemos dedicado siempre al mismo ‘’palo’’ no hemos estado tocando mil palos a la vez a ver cual da mejor resultado (a eso se le llama estar perdido) puedes dedicarte a varios sectores sí, pero con paciencia y sacrificio en cada proyecto.

A veces alguno que otro ha pensado que yo soy su salvavidas de su futuro, y se equivoca. Yo estoy ahí para monitorizar, tutorizar y gestionar lo que se hace mal o bien, y en función de eso, decidir qué se ha hecho mal y como se corrige. Lo que yo no hago (ni haré) es levantar la cuenta de trading de alguien o dar señales de entrada y salida (es algo que personalmente no me gusta y nunca lo he hecho)

Pues lo dicho, que nunca jamás abandones tu destino, ni tu meta final si verdaderamente crees que puedes dedicarte a algo no dejes que la gente te diga lo que puedes o no puedes hacer, todo radica en el esfuerzo que le pongas y la motivación que tengas para ello, pero para llegar ahí tendrás que estar dispuesto a atravesar y transitar caminos que nunca jamás habrías imaginado.

Publicado el Deja un comentario

Gestión de riesgos

¿Por qué hacemos trading? ¿Te has hecho esa pregunta una vez? Supongo que parte de los que me leen y siguen no se dedican a esto, pero una vez lo consigues te acabas acostumbrando a esto. A ganar, a perder.

A mantener esos altibajos. Hay días buenos, días malos, días en los que te ves con ganas de comerte todo y días en los que te ves con ganas de no hacer nada y aún así seguir y seguir.

Esto tiene sus riesgos, somos personas, sentimos, queremos, dejamos de querer, pensamos, actuamos… Ves entradas y a veces no. Ves oportunidades y eliges tú. Si quedarte quieto o no. Nunca podemos echar la culpa del ordenador, ni del análisis, ni del que nos enseñó, ni nada por el estilo. ¿De quién es la culpa cuando pierdes entonces? Tuya.

Siempre hago referencia que hay que fijarse en dos aspectos: Perder cuando es culpa tuya y saber cuándo lo has hecho, y perder sin saber cómo y porqué.

Cuando pierdes y sabes el motivo, no tienes porque preocuparte, pero cuando pierdes y no sabes el motivo, es preocupante y debes de estar alerta y atento para evitar maximizar las pérdidas (ello requiere un alto nivel de preparación durante meses e incluso años)

Pero saben que  es lo que más nos gusta de esto… El riesgo, la adrenalina. Tantear ese peligro y saber que tienes el control de la pérdida o la ganancia, que tienes el control de lo que puedas o no puedas hacer. Que puedas permitirte arriesgar y controlarlo. El franquear la línea del día a día y evadirte operando de forma controlada, sabiendo lo que haces. Arriesgar. Controlar.

Lo bueno de esto, es que cuando aprendes a manejar ese peligro puedes dedicarte a esto (sin necesidad de hacer el loco) esto solo son figuras, estadísticas, porcentajes, cálculos y riesgos (seguido de una importante toma de decisiones y gestión emocional)

¿Pero te has preguntado qué ocurre cuando encuentras ese mercado perfecto pero sigues dentro de otra posición? ¿Dejarías una buena acción de tu cartera para arriesgarte a otra que tantea ser mejor a largo plazo? De eso se trata el trading, de la toma de decisiones. Obviamente está el daytrading… Tanteas uno o dos productos y eres experto en los mismos, y de ahí no te sales.

Me ocurre a veces. Me bloqueo. No sé qué hacer cuando me bloqueo, me quedo en blanco. Como siempre digo en mis vídeos y en los blogs, soy humano, imperfecto pero controlo mis riesgos.

Eso significa que cuando a veces quiero arriesgar más de lo debido (aún sabiendo que he de hacerlo porque es lo que me guía mi instinto) no lo hago. Me bloqueo y no me conozco ni yo. No siempre vamos a tener las mismas acciones en cartera (4 años, 8 años, o lo que sea) a veces considero que hay que ir descargando y renovando la cartera, porque nunca sabes si volverás a encontrar alguna empresa mejor, y es ese momento, en el que te piensas que puede ser el inicio de una gran compra a largo plazo.

¿Conclusión? El trading son horas de mercado, de práctica. Cuando sepas dominar esto, y sepas como actuar en cada situación, actúa conforme tus sentidos, conforme a tu instinto. Si salta el Stop no te preocupes, habrá días mejores. No dejes escapar las oportunidades si ya has analizado el riesgo. Aprovéchalas.