Iniciarse en esto no es para nada fácil. Opino eso, debido a que tomar la decisión de rehacer hábitos, horarios  y mentalidad para poder aplicarse al trading cada día y tomarlo como un proyecto a largo plazo de futuro es algo a lo que pocos están dispuestos a llegar y/o asumir.

Hay que tener en cuenta (como siempre digo) que esto no está hecho para el que pretenda altos lujos, altas expectativas de vida, una vida llena de éxito y despilfarrar billetes cual película norte americana. En el trading solo hay cabida para aquellos que realmente desean cambiar de vida, aquellos que en nuestros inicios tuvimos que verlo claro y no parar hasta conseguirlo. ¿La cuestión? Necesidad. Yo la tuve, y puede que tú también la tengas y aún no lo sepas. Estuve entre el filo de la espada y la pared, entre saber que hacer con mi vida o pasar (literalmente) de este campo y olvidarme en su día que era imposible. A

De vez en cuando me llega alguna que otra llamada diciéndome ¿Qué rentabilidad puedo obtener? ¿Cúal es tu media de beneficios? En esos momentos, me entra una impotencia terrible. Me ofusca escuchar eso.

Supongamos el claro ejemplo que siempre propongo: abrir un negocio con un local comercial ¿Le preguntará al primer cliente que entra cuánto dinero se va a gastar en su negocio? ¿No verdad? Entonces no haga lo mismo en el trading, porque no funciona así.

Estar aquí durante horas analizando, haciendo backtestings, estudiando, perdiendo dinero, invirtiendo tiempo y demás, sin saber si realmente se te va a dar bien… ¿Creen que es para todo el mundo este tipo de negocio? Pues la respuesta radica en cada uno de ustedes, en saber si son capaces de aguantar o no hasta el final y tener lo que hay que tener para que el proyecto se haga realidad.

Pueden pasar dos años, tres años, cuatro años… ¡Y no llegar nunca! Pero si has sido lo suficientemente listo de habértelas ingeniado todos esos meses, salir adelante aunque hayas bombardeado la cuenta… Un día, de repente … ¡todo encajará! Todo cogerá forma y comenzarás a aprender más y más porque ya tenías una base consolidada y fuerte, ese día, será el antes y el después en tu trayectoria como un futuro operador de bolsa, trader, fondista o como quieras llamarte. Ese día, comprenderás cosas que antes no habías comprendido.

¿Mi consejo y valoración personal? No decaigas, sigue adelante y sin perder el rumbo. Todo llega, todo pasa y todo cambia.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies
Share This