Esta última semana he tenido que hacer dos operaciones bastante peculiares. Normalmente cuando opero, la operación suele salir a los cinco minutos (de tiempo medio unos diez minutos) en las dos operaciones que aquí comento (una el día 22 de Enero y otra hoy, 25 de Enero) tuve que esperar bastante tiempo entre dos gráficos completamente diferentes. El Canadian Dollar (6C-CAD) y el British Pound (6B-GBP), tuve que esperar hasta que la estructura me diese la entrada. Faltaba una hora y media para un evento macroeconómico en el CAD, pero la estructura del GBP me gustaba mucho más ¿Qué hice? Esperar mi momento. Coloqué ordenes por sea caso el gráfico hacía de las suyas de forma inesperada.

No siempre van a haber ese tipo de operaciones donde nada más colocar la orden el gráfico se dirija a tu favor, es más, es un cúmulo de las dos. Hay días y días. Al igual que hay escenarios donde puedes ganar un recorrido de 40 puntos, y escenarios donde pierdes una semana seguida (lo quieras o no a veces no puedes hacer nada y no tienes tutela sobre la actuación del mercado) en bolsa hay algo que nunca debes olvidar, y es que habrán días donde lo único que hagas es perder. Es ahí donde se demuestra quien vale y quien no vale.

La paciencia es muy importante. No debemos de caer en ese aspecto emocional donde nada más sentarte quieres ‘pasta’ para acabar cuanto antes… O peor aún, ganar todavía más. Recuerda que no siempre se gana y que no siempre vas a ganar. Habrá casos excepcionales donde ganes más de lo normal, y viceversa. Recuerda actuar calmadamente, pensando las cosas bien y actuando por lo que veas, no por lo que pienses. La mente en este sector activa su sensor más primitivo ‘La supervivencia’ deberás de estar ‘al loro’ para cuando eso te ocurra, puedas descartarlo y ser objetivo: sentarte-razonar-visualizar y actuar.

Recuerdo que una vez le comenté a mi entrenador personal que haría si de repente un día le tocasen 120millones en un sorteo. Su respuesta fue muy inteligente, la cual nunca me habría esperado, me dijo: ‘Me compraría una silla’ ¿Para qué? ‘Para pensar, y luego actuaría’

Estoy seguro que muchos responderían: casas o coches, y digo yo ¿Si no te ha tocado aún por qué estás gastándolo ya? Mi error como trader novato fue comprarme caprichos materiales. En los comienzos es normal, luego, te arrepientes y tratas de desprenderte de una mayor parte de ellos.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies
Share This