Redacto este artículo basándome en otro que leí hace unas semanas (me lo pasó un alumno de mi formación) sobre las señales de alerta de la economía americana.

A primera vista, todo parece ir bien… La FED sube las tasas de interés, el segundo trimestre crece un 3%, Trump anuncia bajadas de impuestos a altas rentas así como modificaciones a personas de clase media y la inflación moderada… Todo parece que marcha sobre ruedas…

¿Recuerdan ese dicho de: cuando Estados Unidos estornuda, Europa coge el resfriado? Veamos por partes.

1.- Menos inversión de inventarios

Un enemigo para el PIB son los inventarios. Si se acumulan, los empresarios dejarán de consumir los mismos, lo cual para demandas futuras puede pronosticar un deterioro del consumo a medio plazo. El cambio en los inventarios indica como nivel de confianza la mejora futura de la economía en cuanto a demanda. Por consiguiente (de momento) se pronostica poca demanda de los inventarios, lo cual se traduce en menos ventas finales y ello se traduce en una posible recesión económica.

 

2.- Los vehículos (industria automovilística) comienzan a amontonarse

Tras años y años de recuperación, comienza a deteriorarse el sector automovilístico. En comparación a las subprime, ¿Nos encontramos ante una burbuja en este sector? En comparación al año anterior 2016, las ventas han disminuido un 5%. Pueden incluso leer los informes de Harley & Davidson, no están vendiendo lo que estimaban y sus ventas parecen frenarse.

Podemos ver la comparativa en color gris: Media total de ventas de vehículos (anual) en azul, el inventario de vehículos para el ‘’día a día’’ y en rojo, el ratio de inventario/ventas. Peligro: Gris decreciente (ventas) y rojo y azul creciendo, lo cual se traduce en más inventario y menos ventas. Muchos coches y pocas ventas.

 

3.- La banca lucha por la liquidez

Las entidades financieras cada vez invierten a plazos más largos (cítese el ejemplo de bonos a 10Y y 30Y) está bien pero ¿La liquidez actual mientras llega el vencimiento dónde está? Los desajustes en la banca advierten una posible recesión económica, así como cortar parte de los créditos para recuperar liquidez en activos y pasivos.

 

4.- Se debilita el crédito

Es lógico. Si necesitas liquidez ¿Dejarías dinero a tu amigo aunque te devuelva el doble? ¿Difícil no? Esto es lo mismo. Las entidades financieras están comenzando a cortar el crédito a empresas y particulares. Un muy bien indicador hacia donde se dirige la economía futura, es la concesión de créditos a empresas, ya que sin esto, no se podrá reinvertir en inventarios, mercancía, I+D, etc.

En rojo, tenemos el crédito al sector comercial y al sector industrial, en azul, el crédito a las hipotecas. Ambos, cercanos al punto neutro 0.0 Fíjenseme en 2008 y 2009 como decrece. A largo plazo, esto puede llegar a afectar muy negativamente.

A todo esto, fíjense en el gráfico histórico del principal mercado global: S&P500. Máximos históricos continuados. Les aseguro que cuanto más acusado es un gráfico, peor será la caída. No es una subida natural, sino provocada. Les aseguro que corregirá, y mucho. ¿Cuándo? No lo sé. El S&P500 así como Dow Jones Industrial o Nasdaq, no han parado de subir desde el año 2008.

 

¿Recuerdan la quiebra de Lehman Brothers en 2008 o la película Margin Call? Todo comenzó con situaciones muy muy similares a las que aquí se muestran, no olviden que la economía es cíclica y que de media, cada 8 años pueden haber recesiones. ¿A niveles de la subprime como en 2008? No lo sé, ya que no me considero un experto en economía, pero los datos aquí expuestos no son muy alentadores.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies
Share This