En este breve artículo trataré de explicar cómo se ha de operar en bolsa, siguiendo cuatro pautas que para mí son esenciales antes y durante la operativa.

En una primera instancia, como bien sabrás, has de estar libre mentalmente, sin cargas ni presiones de terceros que puedan afectar a tu rendimiento como operador bursátil. Recuerda que antes de nada deberás saber diferencias entre futuros, acciones, índices, contado, Renta Fija y variable y como no, la plataforma y la gestión monetaria. Una vez dicho esto, comenzamos.

Primer paso: identificar las tendencias en espacios temporales

Es importante saber en qué parte de la tendencia te encuentras y como has de resolver ese pequeño acertijo de hasta donde se dirigirá. Se utilizan espacios Diarios, 30M, 5M y en ocasiones 1M y 15M. No suelo mirar 1h o 4h. Una vez que he comprobado esto, los reviso en su conjunto y trato de averiguar si guardan alguna relación entre sí.

Segundo paso: Identificar las zonas de control

Cuando ya tengo los espacios definidos y las tendencias marcadas, me gusta identificar las zonas donde más se apoya el precio y donde más puede frenarse o dispararse (para ello hago un análisis mucho más exhaustivo y con calma) mirando atentamente las zonas y como dije antes, relacionando los espacios entre sí.

Tercer paso: Planificar la entrada y tomar la decisión final.

Algo muy importante es que nunca se ha de entrar a mercado ni tampoco una vez que se te ha pasado la entrada, es decir, si crees que hay una entrada en largo en 100 pero has llegado tarde y tu objetivo era 110, aunque esté en 105 no entres. Se te ha pasado la entrada y no deberías de entrar. Hay que ceñirse a eso. Para entrar usaremos la relevancia de las zonas de control y los apoyos tendenciales de los diferentes espacios temporales. Obviamente, entraremos con un stop limitado (compra para largos y venta para cortos) así como una limitada (contraria) para salirnos de la operación en beneficios una vez toque nuestro objetivo.

Cuarto paso: Gestionando la operación una vez dentro.

Una vez dentro, hay que mantener la calma y saber las posibles causas en nuestra contra que pueden ocurrir, como caída de red, caída de plataforma o explosión del precio en nuestro favor, así como gaps repentinamente (cada problema ha de estar compuesto por una solución que tendrás que memorizar y aprenderte de memoria) así cuando te ocurra sabrás como resolverlo.

Por otro lado si la operación actúa a favor, mantén la calma y cíñete a tu objetivo. No seas avaricioso ni tampoco ‘tacaño’ con el stop. Recuerda que el precio necesita tiempo y oxígeno. No celebres las victorias ni tampoco las derrotas. Cada operación es única y te aconsejo hacerla lo mejor posible, de forma centrada y con la cabeza en tu sitio.

Espero que estos pequeños consejos (breves) a muchos le hayan sido de ayuda. En estos días subiré a mi canal de Youtube alguna operación en directo y la gestión de la misma explicándola de forma clara y concisa.

 

Si deseas información de cursos de bolsa online o cursos de bolsa presenciales, solo tienes que contactar conmigo a través de este formulario.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies
Share This