¿Han pensado alguna vez por qué el vecino siempre tendrá el césped más verde que el nuestro? ¿Se han parado a pensar por qué hay personas que, sin quererlo nosotros, nos cogen envidia sin haberles hecho nada? Vivimos en una sociedad donde, como siempre digo, la envidia está a la orden del día, donde le darán más valor a lo que tengamos, que a lo que hagamos. No importará cuanta gente has sido capaz de ayudar, no importa cuántas personas has podido ayudar a lo largo de tu trayectoria, ni tampoco importa cuántas  personas pudiste alumbrar con tu conocimiento, tan solo, te recordarán por una cosa: vives mejor que ellos, tienes más que ello, por lo que deberás pagar con algo llamado envidia.

La envidia no deja avanzar, ni tampoco dejará pensar con claridad. Las personas envidiosas de por sí tienen una ‘mala energía’ que les autodestruye. No miento. ¿Por qué a algunos nos va mejor que a otros? Por eso mismo que comento. Envidiar (de mala manera) no es bueno, ni para nosotros ni para el otro.

Recuerdo que cuando era pequeño y veía algún señor con un deportivo, pensaba: Que bueno sería conocerle para aprender como pudo lograrlo y poder hacer lo mismo. A día de hoy, eso se traduciría en: ‘Mira el C****n ese, donde habrá conseguido eso, seguro que su padre le dio una herencia o  le tocó la lotería, o peor aún, se dedica al contrabando’ ¿Les parece normal pensar eso? Luego existe otra clase de envidia, llamada envidia sana, la cual no afecta a nadie, por lo que no le daremos importancia. Un claro ejemplo de ello es: ‘Hala tío que bien te va, me alegra verte así, ojalá yo lo consiga también.’ O ‘que bien, me gustaría aprender a hacerlo yo mismo, a ver cuando podrías enseñarme’

Eso, es interés en llegar lejos. Debemos dejar a un lado los ideales y pensamientos de los demás y fijarnos más en nosotros mismos, en nuestra evolución como traders, como maestros, como personas o como lo que queramos ser. No podemos estar pendientes del color del césped del vecino porque, a decir verdad, siempre estará más verde que el nuestro.

Debemos de tratar de alejarnos de pensamientos arcaicos y negativos, así como de personas que no tengan la energía idónea para poder lograr nuestro cometido. ¿Saben esa típica persona que siempre dice: ‘menudo día de m****a, mi jefe me ha reñido, me pagan una miseria, no llego a fin de mes y mi pareja me hace la vida imposible cuando llego a casa, encima pasamos poco tiempo juntos’  ¿Les suena esa historia? ¿Les resulta familiar? Eso, señoras y señores, es el día en bucle de una persona que nada más acercarnos con nuestros proyectos, buscará todo lo malo inconscientemente. En un primer momento nos dirá que es imposible, luego, con el tiempo, al vernos que lo podemos lograr, que tal vez lo logremos y cuando lo hayamos hecho, que siempre confió en nosotros desde un principio ¿No es más fáciles desear buenos ánimos y apoyar al que le vaya bien en vez de coger fama de mediocres o criticones?

Obviamente, es mi humilde opción. Aquellos que sean independientes, sigan así, no tienen jefes ni ataduras. Y para aquellos que aún no lo han conseguido, lo mejor está por llegar. No desesperen. Cada día que pasa lo recordarán desde lo alto de la cima pensando todo lo que han luchado para llegar aquí.

Sigan así, les aseguro que merece la pena.

Saludos

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies
Share This

ăn dặm kiểu NhậtResponsive WordPress Themenhà cấp 4 nông thônthời trang trẻ emgiày cao gótshop giày nữdownload wordpress pluginsmẫu biệt thự đẹpepichouseáo sơ mi nữhouse beautiful